Cultura

by admin

De Villa de Tránsito a Villa Cura Brochero.
Las tierras se encontraban habitadas por aborígenes comechingones, la primera expedición conquistadora en llegar al lugar fue la de Hernán Mejías Miraval en 1573. En los tiempos posteriores las tierras tuvieron propietarios diversos, sin mostrar demasiado protagonismo en lo sucesos históricos. En el siglo XIX la presencia del presbítero  hecho Francisco Ignacio de Aguirre, cambiaría el futuro de estas tierras.
El padre Aguirre fue designado cura del curato San Alberto en el año 1863. Compró un terreno en el paraje de San Lorenzo y delineó una pequeña Villa. Sin embargo, al año siguiente, informó en una carta al Obispo, que traslada la iglesia a un nuevo emplazamiento, donde el mismo dona el terreno para la iglesia, la casa parroquial y una escuela. En este nuevo sitio nació la Villa del Tránsito.
El padre Aguirre permaneció en su cargo hasta el año 1869 que es trasladado a la diócesis de Cuyo y fue designado como su sucesor el Padre José Gabriel Brochero, quien transformó la villa en la sede parroquial en 1885 y cabecera del departamento San Alberto desde 1907.
El crecimiento del lugar se vió estrechamente ligado a las acciones impulsado por el cura gaucho. En consecuencia en 1916, dos años después de la muerte del entonces gobernador Ramón. J. Cárcano decretó el cambio del nombre del poblado en homenaje a la figura del religioso.
A lo largo del siglo XX la villa se consolidó como un destino turístico, basando sus principales recursos en el legado del Cura Gaucho y en la naturaleza prodiga que lo rodea brindando amplias playas y ríos de aguas cristalinas donde disfrutar la temporada estival.

Sus Atractivos Culturales

Las obras del Cura Brochero en la Villa del Tránsito.

Casa de Ejercicio Espirituales
En 1875 el cura Brochero inicia la construcción de esta casa de Ejercicios Espirituales luego de reunir algunas colaboraciones y numerosos voluntarios para participar en los trabajos.
La piedra fundamental fue colocada por el cura Brochero al poniente de la Iglesia construida por el Pbro. Francisco Aguirre durante las fiestas patronales de la Villa del Tránsito, el 15 de agosto de 1875. Se finalizó en 1877 y recibió durante los años siguientes alrededor de 40 mil ejercitantes de todos los puntos del país. Los ejercicios consisten en una serie de meditaciones, oraciones y ejercicios mentales, que se realizaban por un periodo de 28 a 30 días.  En la actualidad se desarrollan en periodos más cortos, con el fin de examinar la conciencia, quitar las afecciones desordenadas y hallar la voluntad divina.
El edificio cuenta con elementos neoclásicos a influencia local construido en material crudo y cocido. La mayor belleza de esta casa está en su sencillez de líneas y la sobriedad austera que guarda el interior de las habitaciones. Hoy,  en este simbólico edificio de la Villa ubicado frente a la plaza, funciona el museo brocheriano. En su sala se encuentran numerosos elementos que reconstruyen la vida y obra del Cura Gaucho. También hay un sector que recrea la costumbre de los habitantes a fines de siglo XIX y otro dedicado a la interpretación de los aborígenes Comechingones. Fue declarada monumento histórico nacional 1974.

Casa de Ejercicios en épocas del Cura

El museo cuenta con 16 salas exposición permanente:
• Sala Arqueología
• Sala Gauchos
• Sala Vecinos
• Sala Imágenes
• Sala Colegio
• Sala Hermanas Esclavas
• Sala Oratorio
• Sala Refectorio
• Sala Cotidiano
• Sala Cocina
• Sala Comedor de las Hermanas
• Sala Arte Sacro
• Sala Cura Brochero
• Sala Casa de Ejercicios
• Sala Obras de Ingeniería
• Sala Paso a la Iglesia

La Obra Educativa en la Villa del Tránsito.
José Gabriel Brochero había comprendido el inmenso beneficio que reportaría a los hogares de la zona la formación de la mujer.  Para tal fin construyó un edificio contiguo a la casa de Ejercicios Espirituales y de características similares, con un departamento de clases externas, salones y dormitorios para alojar internas.
El 3 de febrero de 1880 abrió sus puertas el Colegio Tránsito de María, desempeñándose como docentes las Hermanas esclavas del Corazón de Jesús, quienes además atenderían las necesidades de las tandas de ejercitantes. Esta congregación la había conocido el Cura Brochero mientras estudiaba en Córdoba, porque atendían la Casa de Ejercicios existentes en dicha ciudad, guiadas por su fundadora del Instituto: la Beata Madre Catalina de María Rodríguez.

La Escuela Niñas Externa
El 1 de marzo de 1880 abriò sus puertas la escuela con ochenta y cuatro niñas, y quince que se incorporarían posteriormente.
Las escuelas externas estaban destinadas especialmente a la enseñanza de las niñas de la Villa del Tránsito o en las inmediaciones, brindando así un importante servicio que en la mayoría de los casos eran gratuitos.
El dictado de clase estaba a cargo de las Hermanas que enseñaban una o más materias y cuando el grupo eran numerosos contaban con una ayudante.

Colegio de Niñas Internas
Edificio contiguo a la casa de las religiosas y de características similares, que permitía estudiar a las niñas de cualquier posición social, procedentes de los lugares más alejados del curato y de los limítrofes, llegando su influencia hasta San Luis y La Rioja.

Capilla del Sagrado Corazón de Jesús, ubicado en el Colegio de niñas.

Casa de Las Hermanas.
Para vivienda de las Hermanas maestras; el Cura Brochero construye doce habitaciones, sala de visitas, capilla interior, comedor, enfermería y sala de labor distribuida alrededor de un patio central rodeada de galerías sostenidas por pilares y arco de medio punto.
En esta tarea fue acompañado por el cofundador de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús: el Pbro. David Luqués, y el Superior de la Residencia Jesuítica en Córdoba, P. José María Bustamante s.j, quienes aportaron su experiencia en lo referente a edificios para religiosas.
El edificio ubicado frente a la plaza tiene una extensión de a próximamente 26 metros, contando con su portada que conduce a un zaguán que da entrada al patio. Las Hermanas toman posesión de la casa el 1 de febrero de 1880.
El conjunto fue declarado Monumento Histórico Nacional por Decreto N° 1445 del 9 de mayo de 1974.

Capilla del Sagrado Corazón de Jesús
Esta capilla se construye para preservar la clausura de las hermanas y de las niñas internas, con el consejo del P. Vicente Campo s.j. comienza a estudiar la posible ubicación y las dimensiones de una nueva capilla a fines 1887.  A principios de 1891, se coloca la piedra fundamental del edificio que consta de tres naves, un coro alto para las alumnas y un coro bajo lateral, separado por una reja, para las religiosas. El Señor Obispo, Fray Reginaldo Toro, concedió indulgencia de cuarenta horas para la fiesta y autorizo al Sr. Cura Párroco Pbro. José Gabriel Brochero a al P. Vicente Campo s.j. en ausencia del primero, para que la bendijera solemnemente, lo que se hizo el día 7 de diciembre 1891. A partir del 4 de febrero de 1896, fecha en que un vendaval destruyo la iglesia, las funciones parroquiales se celebraban en esta capilla por lo tanto fue testigo y sede de la labor pastoral y evangelizadora del Santo Brochero.

Acueducto “Los Chiflones”
Con la finalidad de proveer agua a vecinos de la villa, la Casa de Ejercicio, el Colegio de Niñas, el cultivo de la quinta, el Cura Brochero construyó en 1882, un canal de riego que llevaría agua del rio Panaholma a la Villa del Tránsito y cuando la topografía del terreno no le permitió continuar, levantó un acueducto de piedras, troncos y material cocido, para salvar el desnivel, pudiéndose observar dicha obra camino a Las Maravillas en el paraje conocido como Los Chiflones. La longitud total es de aproximadamente 30 cuadras.

Casa del Padre Brochero.
Ubicada a 50 metros de la plaza Centenario, propiedad de Aurora Brochero, hermana del Cura Brochero, donde el santo paso sus últimos días de vida entre esas paredes. Una construcción del año 1886. Consta de 5 salas cada una de diferentes temáticas, donde se puede observar y conocer valiosos objetos y pertenencia del Cura Gaucho, entre ella fotografías, documentos, poemas, cuadros, y reseñas del proceso de beatificación y de su vida apostólica.
Fue inaugurada en 1994 como exposición abierta al público.

Plaza Centenaria
Su trazado fue hecho por el presbítero Francisco Aguirre. En el lugar donde se encontraba la pila proyectada por el Cura Brochero y que abastecía de agua a la villa a partir de 1882. Además, en sus proximidades se acumularon los materiales para la construcción de la casa de Ejercicio. Los ladrillos amasados por los vecinos y horneados en el lugar, los troncos traídos de Altautina para los techos y la cal procedente de la Higuera. Hoy en el centro de la plaza se ubica la estatua de bronce que inmortaliza la figura de Brochero, obra del escultor Alejandro Pereckrest. El 26 de enero 1922 se inauguró el monumento.

Cristo Blanco
Desde la época del Santo José Gabriel Brochero los ejercitantes peregrinaban en procesión de antorchas hacia el cerro La Cruz donde estaba erigida una gran Cruz de madera de dos metros de altura. En 1923 el Padre Ísola la reemplaza por otra cruz de dieciséis metros de longitud, formada por dos vigas, para impedir que se doble, y estaba rodeada por un basamento de cinco metros de altura, de mampostería, dejando así once metros de madera al aire libre.

A partir de 1938 el impulso del padre Aznar llevó adelante la obra del monumento al Sagrado Corazón de Jesús en el cerro de la Cruz de Villa Cura Brochero. Don Antonio Danielli, fue el autor de esta escultura de arte, hecha de cemento blanco y marmolina de dos metros de altura, asentado en una base de cuarzo blanco traído de Pocho. Fue inaugurado el monumento el primero de junio de 1944 a la tarde, al término de una procesión con faroles al cerro.
El 14 de septiembre de 2013 en campos colindantes al Cristo Blanco como es también conocido este monumento, se llevó a cabo la ceremonia de Beatificación del Presbítero José Gabriel del Rosario Brochero presidida por el Card. Ángelo Amato, delegado del Papa Francisco y Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos. Se hicieron presente alrededor de 150.000 personas que a pesar del frio presenciaron la ceremonia, también autoridades nacionales, provinciales, 80 obispos, 1200 sacerdotes, 600 seminaristas, y en primera fila se encontraba el “milagreado” Nicolás Flores junto a sus padres, familia y el médico que lo operó luego del grave accidente que sufriera a los 11 meses de vida.

Capilla San José Gabriel del Rosario y La Providencia.

Construida en el predio de la Providencia, esta capilla fue consagrada el 21 de enero de 2017, primer templo en honor al Santo Cura Brochero, la cual forma parte del proyecto de parque temático que tendrá como eje su vida y obra. En la arquitectura de la capilla predominan ladrillo, piedra y madera, otorgando un carácter austero y cercano. La distribución centralizada evoca la Última Cena, origen de la misa. El diseño es del Arq. Federico Ochoa.